1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://vidasana.about.com/od/Superacion-personal/a/Aprende-A-Controlar-Tus-Impulsos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Aprende a controlar tus impulsos

Guía para evitar que la compulsión rija tu vida

De

Aprende a controlar tus impulsos
Foto @ stockimages

Si muchas veces te preguntas por qué hiciste o dijiste tal cosa; por qué aceptaste esa invitación o realizaste esa compra, tal vez se te hace difícil controlar tus impulsos. Esto te lleva tener que enfrentar las consecuencias de pasos que diste “a lo loco” y a sufrir de crisis de arrepentimiento. Por suerte, hay maneras de frenarte a tiempo. Y aquí tienes los 5 pasos para lograrlo.

    •Obsérvate. ¿Qué ocurre dentro de ti ante ciertos estímulos, ya sea un anuncio que lee “Gran venta” o la petición de ayuda de otra persona? Identificar qué te dices o qué sientes en esos momentos –o incluso qué no te dices o sientes– es fundamental. Por ejemplo: quizás te dices “¡Si no compro ahora voy a perder ese gran ahorro!” Pero olvidas decirte algo más importante: “He agotado mi presupuesto para este mes. Si compro esto, no podré pagar la renta”. Y es que la voz impulsiva solo te habla de un aspecto de tu realidad. Por lo mismo, debes frenar la impulsividad para poder escuchar la otra voz; esa que también tiene algo importante que decirte. Una vez que reconoces qué te dices cuando actúas de manera impulsiva, la próxima vez que ocurra debes recordarte que ha llegado el momento de frenarte. Pospón la compra, la respuesta o la decisión. Esto te dará tiempo para pensarlo mejor. Crea una frase o un mantra, que puede ser tan simple como “Necesito pensarlo” que te repitas ante el impulso.
    • Analiza las consecuencias de tus actos. Ahora que has ganado tiempo con una frase tan simple como “Necesito pensarlo mejor”, debes estudiar las posibles consecuencias de tus actos. ¿Qué consecuencias puede traer tal acción? Incluso puedes recordar lo que ha ocurrido cuando has actuado de la misma manera en ocasiones anteriores (por ejemplo, cuando renunciaste a tu trabajo en forma impulsiva o cuando topaste tus tarjetas de crédito ante una venta irresistiblemente buena). Ahora, con la cabeza fría y sin presiones, estudia los pros y los contras de esa situación.
    • Aprende a reconocer la diferencia entre una necesidad y un deseo. La persona impulsiva muchas veces se deja llevar por lo que desea en el momento, no por lo que necesita. Esa satisfacción puede costarle muy cara más tarde. Si estás tratando de mantenerte dentro de un presupuesto y ves una compra “fabulosa”, pregúntate “¿Lo necesito… o lo deseo?” Durante un argumento, vale analizar si eso que vas a decir es motivado por el deseo de “ganar” la pelea a como dé lugar, sin pensar en las ramificaciones de tus palabras. Comer un pedazo de pastel de chocolate puede ser un deseo… pero ¿necesitas hacerlo si estás tratando de rebajar de peso? En casos así, regresa al primer paso y observa lo que ocurre dentro de ti, para determinar si estás siendo impulsado por el hambre, por el tedio o por la costumbre de recompensarte cuando sientes tristeza o depresión.
    • Pon distancia entre la tentación y tú. Si estás en la tienda, regresa a casa; si discutes con alguien, sal a caminar y refresca tu mente; si te ves otra vez frente a la alacena, busca algo divertido que hacer.
    • Pide ayuda a tu “socio”. Si tienes alguien de tu entera confianza, que pueda ayudarte en los momentos en que te sientes dominado por la impulsividad, llama a esa persona y dile cómo te sientes; él o ella te recordará tus metas y te dará tiempo y fuerzas para recobrar el control. Si a pesar de tus mejores esfuerzos no consigues controlar o reducir esta tendencia, consulta con un sicólogo o terapeuta que te ayuda a lograrlo.
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Vida sana
  4. Superación personal
  5. Aprende a controlar tus impulsos

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.